La indolente administración de ECOPETROL S.A. despide nuevamente al ingeniero José Miguel Galindo afiliado a la USO Neiva a pesar de que, en sus exámenes de ingreso, producto de una acción de tutela favorable de primera instancia, se diagnosticó que debía hacerse una cirugía de corazón abierto de forma urgente.


La empresa desconoció el fallo de tutela, en razón, a que si bien es cierto revocó el reintegro por estabilidad laboral reforzada, encontró que ECOPETROL S.A. vulneró su derecho fundamental al “debido proceso administrativo” al no suspender su contrato de trabajo luego de la detención preventiva en su contra. Por ello, se iniciará inmediatamente un incidente de desacato y se pedirá las investigaciones disciplinarias correspondientes.

En todo caso, el Comité de Reclamos USO-ECOPETROL con sede en Neiva tiene en su expediente el caso y espera que el proceso penal se resuelva a favor para dar aplicación inmediata al artículo 119 (Par. 2 y 3) de la convención colectiva de trabajo de la cual es beneficiaria el ingeniero por ser afiliado al sindicato y que permite su reintegro.

La administración de la empresa y todos dizques sus “amigos” no fueron capaces de darle la cara al ingeniero. Le enviaron la carta de desvinculación a su casa y la “falsa sociedad” que lo rodeaba mientras era trabajador demuestra una vez que nuestro sindicato respalda a sus afiliados incondicionalmente, mientras la administración solo utiliza a los trabajadores mientras le sirven. Cuando se enferman o caen en desgracia, es el mismo equipo jurídico de la empresa quien intenta por todos los medios destruir la vida y la familia de los trabajadores como ha ocurrido sistemática e históricamente.

Desde nuestra subdirectiva toda la solidaridad para el ingeniero y exigimos justicia ante estas arbitrariedades.

Redactó: USO Subdirectiva ORITO.

Pin It