Señores y señoras de la Administración, no se cansan ustedes de ejercer esa ingrata labor de estar amargando la felicidad a los demás trabajadores, aún a costa de su propia infelicidad? ¿No son suficientes fallos judiciales, hechos y el sentido común para acatar realidades, ante las cuales la arbitrariedad jurídica, encubierta bajo una interpretación, quedan como actitudes de venganza, más que de justicia?

Esto solo para recordarles que durante este año los atropellos a los derechos humanos en Ecopetrol abundaron: golpizas a discreción en varios campos y refinerías, encabezadas por su general retirado, agresión a una mujer indefensa, amparándose en la “valentía” de un guardia de seguridad, acoso sexual a compañeras en varias oficinas de Ecopetrol, desconocimiento de garantías a dirigentes sindicales de la USO, violaciones al DIH, aunque estamos en un proceso de paz. La verdad es que les debe quedar en su hoja de “servicios”, que este 2017 fue un año de activa violación a los Derechos Humanos en Ecopetrol, Empresas contratistas y Comunidades en las Regiones petroleras.

Cerraron el año con el despido del compañero RODOLFO VECINO ACEVEDO, Secretario de Derechos Humanos y Paz de la Junta Directiva Nacional de la USO; nada más que uno de los
interlocutores permanentes, junto con los integrantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y Paz de la USO, en el tratamiento a las violaciones en esta Empresa. Esta es otra pequeña muestra de lo que realmente ustedes piensan sobre el respeto a los Derechos Humanos.

Esperamos que para iniciar mejor el próximo año, corrijan el atropello contra Rodolfo y este sea reintegrado a sus labores. Así mismo, que el próximo año sea efectivamente de paz y se avance en el respeto a los Derechos Humanos. No pueden vanagloriarse de las propagandas en medios donde dicen respetar el medio ambiente y dialogar con las comunidades; o de su informe anual al Pacto Global de Naciones Unidas, en el cual no cuentan lo que realmente sucede al interior de Ecopetrol; mientras la represión brutal es lo que predomina para llevar adelante sus propuestas.

De nuestro lado, seguiremos defendiendo nuestros derechos, nuestras libertades, nuestra Convención Nacional y nos preparamos para la defensa de ella en la negociación de 2018; así como los intereses de las comunidades que resisten, junto a la USO, contra la explotación de las multinacionales y la entrega del gobierno nacional a ellas.


COMISION NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ –USO-

Pin It