{image}http://lh3.googleusercontent.com/-MYT89rLQJFs/U-zjwFbPLlI/AAAAAAAAJMM/VR83yZN8xCs/w500-h375-no/reunion_uso_policia.jpg{/image}Las amenazas contra dirigentes de la USO de orden nacional y en las subdirectivas se han multiplicado desde que inició el proceso de negociaciones con Ecopetrol.

La organización sindical sostuvo una reunión el miércoles con el director de la Policía nacional, general Rodolfo Palomino.

En el marco de la negociación colectiva de trabajo que adelanta la USO con Ecopetrol, y que está a punto de culminar en su etapa de arreglo directo, algunas de esas amenazas ya se han cumplido y aunque no han cobrado vidas, siguen siendo un tema delicado.

En el corregimiento El Centro, fue abaleado el vehículo donde se transportaba el presidente de esa subdirectiva, John Alexander Rodríguez. Fue impactado 11 veces de los 30 cartuchos que se encontraron en la escena. Allí mismo, un trabajador de las empresas contratistas llamó a conformar un grupo paramilitar para acabar con la USO. Y se conoció un panfleto amenazante contra la dirección sindical de la USO Centro.

En Casanare, el vehículo de Oscar García, miembro de la dirección nacional del sindicato y trabajador de la Occidental de Colombia, fue impactado por una bala. Además de las constantes amenazas vía internet y telefónica contra los directivos de la USO nacional.

Todos estos temas, más la situación de regreso de la USO a Campo Rubiales, se pusieron en la mesa de conversaciones con el general Palomino. Una de las conclusiones, de acuerdo con Fredy Pulecio, Secretario de Usuarios y Beneficiarios de la USO nacional, es “cómo logramos con las comisiones de derechos humanos de la USO, de Ecopetrol y de la Policía, generar espacios que nos contribuyan a prevenir las posibles confrontaciones innecesarias, minimizar al máximo para que la protesta nuestra tenga canales y que ellos en el ejercicio de sus funciones no se sientan vulnerados; y evitar situaciones traumáticas”.

Con el avance de las negociaciones, y ante la falta de acuerdos, las fuerzas se tensionarán por ambas partes. De ahí que se acordó con el director de la policía que las tres comisiones se reúnan con cierta periodicidad para establecer canales de comunicación que permitan actuar de manera más apropiada sin traumatismos.