La  Unión Sindical Obrera USO regresa definitivamente a Campo Rubiales (Meta), y lo hace  a través de  una caravana que  partió desde Barrancabermeja, Villavicencio  y Bogotá  como respuesta al llamado de miles de trabajadores que claman por sus derechos. El primer pasó hacia el objetivo principal que es la reversión del contrato de explotación.


La USO describe este retorno como “un acto por la dignidad, la soberanía y por los derechos sindicales y humanos, contra la tercerización y la precariedad laboral”.

Fredy Pulecio, directivo de la USO, expresó minutos antes de subir a la caravana con destino a Campo Rubiales, “el día de hoy (miércoles) nos estamos desplazando hacia el campo. Mañana (jueves) tendremos reunión de Junta Directiva nacional directamente en Campo Rubiales, con comunidades, trabajadores y diferentes directivas que nos acompañarán en este propósito nacional”.

Precisamente para establecer el proceso estratégico a seguir para la reversión del campo, el sector carbón, industrial, organizaciones nacionales e internacionales han confirmado su apoyo en esta causa. “El país, Ecopetrol y el gobierno no pueden negarse a la posibilidad que tenemos de asumir directamente el campo”, indicó Pulecio.

Para ejemplificar lo mal que está el sistema de repartición de los contratos de explotación en el país, Pulecio trajo a colación el ejemplo de la Occidental de Colombia. Esta empresa opera el campo de La Cira-Infantas con Ecopetrol pero la dueña del campo pareciera ser la multinacional, porque cobra el levantamiento del barril a 41 dólares.

Pin It