Un estudio analizado por la USO demuestra que desde el gobierno de Uribe Vélez se han entregado 32 exenciones tributarias a las transnacionales, que le han representado alrededor de 604 billones de pesos dejados de percibir por el Estado.


De esas, más de 13 exenciones levantaría el gobierno Santos pero hasta dentro de 30 años. Hay casos donde el 92% de las ganancias va para las trasnacionales y el 8% para el país. La posición de la USO es reflexiva pero contundente. “Hoy es necesario fortalecer a Ecopetrol. Hemos dicho bienvenida la inversión extranjera pero con justa ganancia”, afirmó Fredy Pulecio, directivo de la USO nacional.

La organización sindical dará a conocer con más profundidad esta información en una rueda de prensa. La red de justicia tributaria ha venido haciendo un análisis exhaustivo sobre lo que es la tributación en Colombia, lo que pagan los ciudadanos y lo que pagan las empresas.

Para frenar esta fuga de capitales, la USO propone, por un lado, que Campo Rubiales retorne el próximo año a manos del Estado. Pero el gobierno está buscando por todos los medios mantenerlo en manos privadas, ya sea con Pacific Rubiales o con otra concesionaria.

Por otro lado, impulsa una ley orgánica de hidrocarburos para retomar una política que funcione en beneficio del país. “Hemos venido trabajando con especialistas, economistas, universitarios, tecnólogos, para ver cómo le damos un giro a la política petrolera en Colombia”, dice Pulecio. Es ilógico que a pesar del buen rendimiento de Ecopetrol sean las trasnacionales las que dominen buena parte de los campos petroleros en Colombia.

Pin It