Más de 10000 trabajadores deberán cesar en sus labores

La eliminación de los Artículos segundo (2º) y tercero (3º) de la Convención Colectiva de Trabajo con el laudo arbitral de 2003, sumado la expedición del Decreto 3164 del 26 de junio del mismo año, constituyeron la punta de lanza de una estrategia de destrucción de los beneficios y derechos salariales y prestacionales de los trabajadores y trabajadoras al servicio de empresas contratistas y subcontratistas, en labores contratadas para Ecopetrol. 

Desde ese entonces han transcurrido ya casi 15 años de permanente conflictividad que sin lugar a dudas ha afectado las condiciones de vida de los trabajadores de empresas contratistas y de las comunidades de donde provienen los trabajadores, como también ha afectado la productividad y el relacionamiento laboral y sindical entre la USO y Ecopetrol, y entre la USO y las miles de empresas contratistas en todo el país.

Bajo esta realidad como sindicato de industria hemos organizado, confrontado y negociado actas de acuerdo, pero también en el año 2014 presentamos ante el Ministerio del Trabajo querellas que buscan declarar ilegal la tercerización en muchas actividades de Ecopetrol y con ello obligar a que la autoridad administrativa con su capacidad sancionatoria le indique el camino correcto a la administración de Ecopetrol, pero ninguna ha tenido resultados hasta el momento. Igualmente es necesario recordar con Ecopetrol ese mismo año, se acordó la realización de un escenario que debía reunirse dos veces por año para revisar las condiciones laborales de los trabajadores tercerizados, 8 escenarios que hasta el momento no se han convocado, lo que comprueba la falta de compromiso de la empresa para con sus trabajadores contratistas y la violación constante de los acuerdos.

En diferentes momentos y por distintos medios hemos querido construir una solución negociada de carácter estructural, transversal e integral, por ejemplo en el año 2016, en el marco de la revisión de la convención colectiva de trabajo, propusimos aspectos laborales para trabajadores tercerizados a lo que Ecopetrol se opuso rotundamente diciendo que no eran sus trabajadores y que en enero de 2017 se buscaría un escenario para eso. Tampoco ocurrió nada.

El 24 de julio de 2017 suscribimos un acuerdo que ha implicado hasta el momento más de 1700 acciones salariales a trabajadores directos y que debe ser aplicado a trabajadores tercerizados por expresa orden legal, como lo ordena el decreto 0284 de 1957. Tampoco se ha generado el escenario para ello.

Desde hace pocos meses, en un acto de provocación, Ecopetrol le ordenó a las empresas contratistas en Barrancabermeja dejar de pagar el trabajo dominical como lo venían pagando conforme. Ahora se niegan a corregir tal orientación.

Ecopetrol viene desconociendo al sindicato en el derecho de representación de los trabajadores tercerizados incluso con el veto de ingreso a los dirigentes sindicales que ya el ministerio del trabajo les había dicho que era contrario a derecho. Y dentro de la nómina tercerizada a los trabajadores de “las denominadas actividades no propias de la industria del petróleo” les congeló sus salarios por varios años y les ha cambiado sus condiciones laborales negándonos el derecho de negociación colectiva sobre ellos y haciendo regresivas sus conquistas.

Ecopetrol viene fraccionando contratos para aplicar dizque los objetos múltiples, así dentro de un mismo contrato civil a algunas actividades les asigna salarios convencionales y a otras salarios legales. Y no conforme con golpear los salarios, también en los contratos ha señalado ya la necesidad de no usar trabajadores de las mayores categorías salariales en cada una de las especialidades, sino que con las mismas funciones de los cargos superiores los ubican en niveles inferiores de la clasificación escalafonarias, produciéndose así un robo descarado del salario.

A lo anterior se suma que Ecopetrol no tiene una política de estabilidad laboral, ni de bienestar social para este sinnúmero de trabajadores que hacen parte de la cadena productiva de Ecopetrol y que son factor fundamental de la generación de riqueza y del margen de ganancias económicas de la empresa, que pomposamente presentan en su asamblea de accionistas y en los informes mediáticos a la opinión pública.

Aberrante además que Ecopetrol pidió solidaridad a las empresas contratistas con reducción de costos ante la caída de los precios internacionales de los hidrocarburos, pero estas empresas contratitas no lo hicieron con su AIU (Adicionales – imprevistos – Utilidades), sino que lo aportaron recortando nomina, aumentando carga laboral y desmejorando las condiciones de los trabajadores que quedaron en la plantilla; pero hoy el escenario de precios mejoró, pero los derechos de los trabajadores siguen precarizados y vulnerados.

Ecopetrol al recibir algunos campos, por terminación del plazo del contrato, ha desconocido los acuerdos que se tenían con las empresas operadoras, arrebatando no solo los salarios y prestaciones de esos trabajadores, si no las garantías alcanzadas con esas empresas para los trabajadores contratistas y subcontratistas.

Consideramos que por todos estos actos reiterados de desconocimiento por parte de la administración de Ecopetrol, con respecto de sus trabajadores tercerizados, es necesario un gran paro de trabajadores tercerizados que esperamos que los trabajadores atiendan con disciplina y gallardía. Reconociendo que todo lo que hoy disfrutamos compañeros contratistas, lo hemos conseguido al calor de la unidad, la movilización y la lucha, y no podemos ser inferiores a ese reto histórico.  

Próximamente estaremos compartiendo cuál es el listado de aspiraciones políticas y gremiales que hemos venido acumulando en favor de los trabajadores tercerizados y que Ecopetrol se ha negado a atender para seguir acumulando ganancias a costa de los intereses más sentidos de los trabajadores.

Esperamos de los trabajadores la mayor disciplina y combatividad.

 

¡VIVA LA UNIÓN SINDICAL OBRERA… VIVA! 

VIVA LA JUSTA LUCHA DE TRABAJADORES TERCERIZADOS!!  VIVA!!!

 

Redactó: Junta Directiva Nacional, 22 de febrero de 2018.

Pin It